Rusia asegura que EEUU no cuenta con el apoyo internacional necesario para intervenir Venezuela

Rusia señala que EE.UU. no puede contar con el apoyo de América Latina en una intervención militar en Venezuela y recuerda que la medida no será un ‘blitzkrieg’.

“Es poco probable que los apoye alguno de los países de América Latina. Según tengo entendido, confían en el apoyo de uno o dos países”, ha dicho este domingo el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una entrevista concedida a la cadena de televisión local Zvezda.

Pese a que Lavrov no ha mencionado el nombre de este “uno o dos países”, las autoridades venezolanas sí han denunciado en una u otra ocasión el apoyo de ciertos gobiernos, como los de Brasil y Colombia, a la Administración estadounidense en su plan de dar un golpe militar en Venezuela.

Reiterando que todas las opciones están sobre la mesa, ha proseguido Lavrov, Washington ya está calculando las “consecuencias de una aventura militar” en el país sudamericano, aunque ahora reconoce que tal medida no será una “guerra relámpago (blitzkrieg)”.

“Aparentemente, pensaron que esto sería una guerra relámpago, pero no fue así, y ellos mismos lo reconocen”, ha indicado el ministro ruso de Exteriores.

Desarrollando su postura, Lavrov ha expresado su confianza en que, si EE.UU. realiza una intervención militar en Venezuela, la mayoría de los Estados regionales dejará de respaldar las acciones de Washington para derrocar al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La mayoría de los países del mundo rechaza cualquier acción militar contra la nación caribeña y aboga por el diálogo pacífico y democrático en Venezuela.

Moscú ha alertado, en múltiples ocasiones, de las catastróficas consecuencias que se pueden derivar de las injerencias foráneas, entre ellas una intentona golpista o una agresión militar —planteada por Washington— en Venezuela.

El Gobierno ruso tampoco reconoce la legitimidad de la autoproclamación del líder golpista Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato en 2016—, como presidente interino, la cual desató la reciente ola de turbulencia política en el país sudamericano.

En un intento por restablecer la estabilidad política en Venezuela, Maduro ha llamado en reiteradas ocasiones al diálogo a los líderes opositores, que se han negado y siguen insistiendo en su agenda de pedir más sanciones estadounidenses y europeas contra la nación venezolana.

Comenta con Facebook