fbpx
Connect with us

Opinion

DE QUIJOTE A PINOCHO

Published

on

Editorial: Por Cynthia Flores Albán

Cuando el panorama parecía que no podía ser más desalentador aquí estaba Sagasti para mostrarnos que siempre se puede seguir cayendo por el abismo.

No solo por las compras innecesarias de cupcakes para palacio, y seguir gastando vanamente los recursos del estado, sino también en su desatinado juego de levantar la cuarentena y volverla a establecer, probando así su falta de manejo frente a esta grave situación en la que nos encontramos. Seguimos siendo uno de los países más golpeados, donde nuestra gente sigue muriendo sin poder acceder al oxígeno, dónde nuestro sistema de salud sigue colapsado y lastimosamente así seguirá mientras no se tomen las medidas necesarias para hacer un gran cambio, donde no existen camas en los hospitales, y diariamente nos angustiamos viendo que nos encontramos igual o peor que al principio de esta pandemia.

 

Esto sin hablar de la necesidad del pueblo que continua latente, un pueblo que pide a gritos oxígeno, vacunas, comida, trabajo, todo los que este inepto gobierno no puede ni podrá otorgarles, y a modo Vizcarra pretenden enamorar al pueblo con sus ya conocidos bonos de consuelo.

 

Seguimos viendo el mismo gobierno, pero con distinto pinocho, el que para muchos sería un personaje que traería cambios positivos al país como el valeroso hidalgo, termino siendo  uno más de los hijos de Geppetto.

 

La angustia. la tristeza y el dolor están más presentes que nunca, no sabemos qué sucederá mañana, no sabemos a cuantas personas más veremos morir a causa de este despiadado virus que nunca mostró compasión alguna.

 

Nos encontramos en medio de una campaña electoral que pronto llegará a su fin, mientras tanto nos toca seguir escuchando mentiras de candidatos que no tienen idea del manejo de un país y falsedades de la prensa vendida que se ponen la camiseta dependiendo del gobierno de turno y se encargan de manejar las noticias a su antojo.

Seguimos encontrándonos a la deriva, huérfanos como desde el principio de esta pandemia, remando solos contra esta triste y dura realidad que nos aqueja, sin recibir respuestas ni cambios que nos hagan albergar la esperanza de un cambio.

 

Cynthia Flores Albán: Bachiller en derecho y ciencias políticas | Directora de página «entre leyes «

Opinion

EN BUSCA DEL SILLON DORADO

Published

on

Editorial: Por Cynthia Flores Albán

Nos encontramos cerca del día clave, el día en el que volveremos a las urnas a decidir mediante nuestro voto el futuro del País.

Nuestro querido País ha sido muy golpeado en los últimos tiempos y no solo a causa de la pandemia que nos azoto sin piedad, sino también a causa del cáncer que desde hace muchos años consume las entrañas del Estado, nos referimos a la corrupción.

Hemos sido testigos de muchas promesas por parte de candidatos sin escrúpulos que con tal de conseguir nuestros votos han prometido hasta lo que no tienen.

Esos candidatos que creen que regalando tapers con dinero, una canastita o alguna sonrisita, pueden enamorar y jugar con el pueblo.

Si, “esos”, los que comen cevichito en carretilla y ponen su mejor cara para la foto, los que tienen q fingir una sonrisa para ganar adeptos, esos que se aprovechan de la necesidad y del hambre del pueblo, de un pueblo golpeado por la pobreza, por la delincuencia, por la inseguridad, por la falta de oportunidades para su gente, los que prefieren quedar bien con gente de afuera que con su propio pueblo.

Esos que sonríen para las cámaras hasta que estas se apagan, esos que hablan de hambre como si la conocieran, que prometen el oro y el moro, y cuando llegan al poder no cumplen con nada y sumado a eso empiezan a saquear a nuestro adolorido y lastimado Estado.

En nuestro País contamos con una larga lista de candidatos muchos de ellos  con “antecedentes” y la gran mayoría reciclados, que apelando al dicho “El pueblo olvida rápido”, creen poder volver a dar la cara frescamente sabiendo que tienen bastante cola que les pisen.

El Perú es más que eso, es un pueblo con historia, con héroes, con cultura, con grandes mártires, y tengamos claro que “un pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla”.

Demostremos nuestro amor y respeto a la patria, escojamos bien, pensando en qué será lo mejor para el país, que en esta difícil y desolada situación en la que se encuentra nuestra patria podamos aun tener la esperanza de que uno de estos personajes se toque el corazón y el alma y recuerde el amor por la tierra que los vio nacer, no regalemos nuestros votos, no pongamos en el poder a personas que ya mostraron en el pasado su incapacidad para gobernar.

Cuando el pueblo tome conciencia de su verdadero valor y poder, será ahí cuando la historia verdaderamente de un giro de 360 grados.

Somos el país de todas las sangres, de todas las razas, con gente trabajadora, luchadora, emprendedora, la historia nos respalda, sintámonos orgullosos siempre de ser peruanos.

Cynthia Flores Albán: Bachiller en derecho y ciencias políticas | Directora de página «Entre Leyes «

Continue Reading

Opinion

Hildebrant a Sagasti: «Gobierne sr. presidente, necesitamos un líder, no un adorno navideño»

Published

on

El reconocido periodista César Hildebrant le pidió al recientemente asumido presidente Francisco Sagasti que gobierne y «deje la pachocha para mejores tiempos». Y es que en medio de las protestas de los trabajadores de las empresas agroexportadoras que hasta la fecha se han cobrado dos vidas, el periodista concluyò  que el Perú «necesita un lìder y no un adorno navideño»

A través del semanario Hildebrant en sus Trece, el experimentado periodista apuntó contra las indecisiones y contradicciones del interino mandatario, a quien definió como «un caviar de boca para afuera y un gran conservador de boca para adentro». Asimismo, consideró que el presidente está atado de manos y cuyo encargo es administrar el statu quo.

A continuación la completa publicada este viernes 04 de diciembre titulada «De mal en peor».

Sì Martha Chávez –ese busto a la infamia– dice que no, entonces es sí. Si ella dice que no hay que darle la
confianza al gabinete, pues hay que dársela. Y el patético Congreso de los Chehade y los Alarcón le ha concedido 107 votos de respaldo al mediocre equipo de
la primera ministra.

¿Habrá que alegrarse?

No tanto. No le quedaba otra cosa al Congreso de los Luna y los Urresti. El problema no pasa por allí, por ahora. El gran asunto es la debilidad intrínseca del gobierno del señor Sagasti. Las bestias parlamentarias ya olieron sangre.
Han diferido el banquete para una mejor ocasión, pero se les hace agua el hocico. Y el descontento ha aprendido de las lecciones
de la calle y ahora reclama en el norte y en el sur.

No es que la gente esté demandando sutilezas, letras menudas, temas de segundo orden. Lo que se está pidiendo es que los agroexportadores les den una tajada de su prosperidad a los trabajadores, que se porten como capitalistas y no como taitas de indiadas en época de Arguedas. Es decir, que los Chlimper de todos los pelajes dejen de hacerse ricos chupándose el agua subterránea de Ica y pagándoles miserias a las chicas del embalaje.
¿Qué debe hacer el gobierno?

Está claro: debería ejercer su autoridad, imponer el diálogo y dirimir con justicia. Con la voz de quien encarna la razón, la equidad, el buen hacer. El problema viene cuando no sabes qué haces en Palacio, para qué estás en el mando, de dónde vienen los tiros.

Y a mí me da la impresión de que el señor Sagasti es un encantador charlatán. Lo vi el domingo, tetraentrevistado, y tuve la impresión de que el señor presidente contestará siempre aquello que sabe y, con mayor elocuencia, lo que ignora. Y aun de manera más vistosa, dirá que hará lo que sabe que no hará y, rotundamente, anunciará que no podrá hacerse, de ninguna manera, desde luego que no, lo que tiene en mente hacer.

Por eso el señor presidente respalda al ministro del Interior un domingo y luego, el miércoles, lo bota. Y manda a decir que quien lo ha echado es la señora primera ministra. Como si él fuera Felipe VI y viviéramos una democracia parlamentaria.

Algo de monárquico tiene este señor, que jura que no le tiemblan las manos cuando de confirmar a un ministro cuestionado por la mafia policial se trata pero que parece víctima del Baile de San Vito cuando el Congreso de las Chávez y los Vega lo amenaza con no darle la confianza.

¿No sabe el señor Sagasti que al sacrificar a Rubén Vargas ha saboteado la reforma policial, ha mostrado un flanco atrozmente vulnerable y ha convertido el voto de confianza en una transacción mezquina en la que él ha salido perdiendo? Sí, estamos seguros de que lo sabe. Pero no le importa.

Lo que le importa es entenderse, a cualquier costo, con el Congreso de la oscuridad. Alguien le ha dicho que debe estar en buenos términos con esa guarida y aceptar sus extorsiones. Y durar, si se puede, meciéndose en la hamaca y hablando bonito. O decirnos, cada vez que pueda, que se trata de un gobierno de transición y que no le pidamos, por eso, ninguna gran definición, ninguna mirada al horizonte. Pero si la transición significara diminutez de ideas, nos tendríamos que haber quedado con Merino, el del libro “Coquito” en el sobaco.

No es así, señor Sagasti. Ocho meses para un país en esta crisis no son poca cosa. Puede usted encaminar al Perú ya no diré que a las grandes alamedas sino, al menos, a un nuevo jirón de la unión partiendo del hecho de que la receta neoliberal, aplicada en dosis de caballo desde hace casi 30 años, amenaza con incendiarnos.
Lo que pasa es que usted, señor Sagasti, es un caviar de boca para afuera y un gran conservador de boca para adentro. Por eso es que se presenta como el presidente que está atado de manos y cuyo encargo es administrar el statu quo.

Entiéndalo, señor presidente de la república: montar la ola del statu quo es condenarnos al desorden. Entiéndalo: no está usted en Palacio para regar la higuera sino para gobernar en plena emergencia. Y en estos días de miseria acentuada, empleos perdidos, hambre en más de cuatro millones de compatriotas, regímenes laborales que lindan con la esclavitud, desigualdades que la pandemia hizo más escandalosas aún, necesitamos un líder, no un adorno navideño.

Gobierne, señor presidente. Desacátese. Olvídese de que el azar lo ha encumbrado porque algún diosito así lo quería. Deje la pachocha para mejores tiempos.
El país necesita de usted. Se ha roto el diálogo en el sur. ¿Sabe cuánta rabia se acumuló allí mientras los agroexportadores engordaban la billetera en una burbuja tributaria y laboral?
Hay un muerto en el norte. ¿Sabe usted cómo tratan algunas empresas a los temporeros que abrillantan las frutas de la exportación?

El Congreso de los Merino de Lama y las Apaza Quispe le ha dado la confianza al gabinete de Violeta Bermúdez. Eso nada significa. Eso es trampa intestina, trueque bamba, mano negra. Lo que el gobierno de emergencia requiere es el respaldo de la gente. Porque lo que se viene es una ola de inconformismo, señor Sagasti. No un tumbo, como dicen, fumatélicos, los tablistas sino una ola con pinta de Honolulu que puede incluir a médicos, maestros, mineros y un etcétera que no quiero imaginar.

Sí, señor. El país se hartó de tanta receta única, de tanto discurso monopólico, de tanto terruqueo mañoso y tanto periodicazo al servicio de los Chlimper y heterónimos. El país está maduro para una nueva Constitución. El Perú, señor Sagasti, con todo respeto, no está para miriñaques.

No es tiempo de una comedia de Ascencio Segura. Vivimos un drama parecido al que Enrique Solari Swayne aspiró a retratar en “Collacocha”. Póngase
en los zapatos de los que llevan reclamando decenas de años sin otra respuesta que el silencio de la gran prensa y la furia de esa policía que usted no
ha querido reformar.

César Hildebrant / Hildebrant en sus trece.

Continue Reading

Opinion

Argentina. En medio de los escándalos de corrupción peruanos piden más plata para el cónsul Vallejo

Published

on

Un grupo de ciudadanos peruanos afines a la gestión del cuestionado Cónsul General del Perú en Argentina, Ministro Carlos Vallejo Martell. Firmaron este lunes en el consulado una solicitud dirigida a la cancillería donde piden se incremente la partida presupuestaria para dicha jurisdicción.

Según los firmantes, la partida designada por el Estado peruanos para la asistencia humanitaria y legal de sus connacionales es insuficiente. La autoridad en mención viene siendo cuestionado por la falta de transparencia en el manejo del dinero público durante la pandemia y su gestión en general.

También mira. La INDIGNANTE respuesta del cónsul peruano a sus compatriotas vulnerados que claman su ayuda: VIDEO

Al respecto, nuestro encargado de Ecos Latinos en Argentina, abordó el tema mediante una dura editorial. Para Velásquez, el mostrarse  interesados a destiempo por a las víctimas de la pandemia, es un acto miserable por parte de algunos miembros de la comunidad peruana que aspiran a llegar el congreso en representación de los PEX en las elecciones del próximo año.

A continuación el texto completo de la editorial

Desbaratemos las falacias de algunos oportunistas chupa medias del corrupto cónsul Carlos Vallejo.

Opinión. Por Jaime Velásquez

El pasado lunes un grupo de compatriotas, entre ellos algunos ex miembros del recordado Concejo de Consulta y otros que se auto proclaman representantes de la comunidad peruana en Argentina, se reunieron con el corrupto cónsul Carlos Vallejo, supuestamente para exigir la transparencia en el manejo de las repatriaciones.

Hasta ahí más de los mismo, siempre hay gente dispuesta a aprovechar cualquier coyuntura para hacerse de algunos aplausos de sus ayayeros, más aún cuando alguno de ellos aspira llegar al Congreso en representación de los PEX en las próximas elecciones. Desde mi punto de vista, algo digno de los miserables, pues hace más 5 meses nuestros hermanos claman a diario ante el insensible cónsul algún tipo de ayuda o pasaje para volver a nuestro país. Así de sucia entienden ellos la política.

Te puede interesar. Peruano NO VARADO revela como logró que “cónsul corrupto” lo ponga en un vuelo “humanitario”

Respecto a la nota redactada y firmada bajó la atenta mirada del ministro Carlos Vallejo, cuyo sueldo ya sobrepasa el 1’360 000 000 pesos argentinos, nuestros supuestos representantes «elevaron» un pedido de incremento de presupuesto para el ÁREA DE ASISTENCIA HUMANITARIA, que maneja a su antojo, nada más y nada menos el cónsul que hace poco tuvo el caché de regalarle 90 mil pesos al jefe de su barra brava encargada de hacerle sus trabajos sucios. Esto mientras les cerraba la puerta a desesperada madres que, arrastradas a la absoluta vulnerabilidad por la pandemia, mendigaban su ayuda. Esto hecho fue admitido por el mismo funcionario en la reunión del lunes, aunque dijo que el dinero regalado a la barra brava, era de su bolsillo. Claro, justo del bolsillo de quien desde su llegada se ha dedicado a comer gratis en cualquier lugar usando su cargo.

Mira.Consulado Peruano regala $90 mil a barras bravas y niega ayuda a damnificados por el Covid-19

Y es que nuestros supuestos representantes, consideran que nuestro diplomático es tan transparente en el manejo de los dineros públicos, que seguro saben cuánto se gastó en la contratación de empresas privadas sin licitación para la organización del referéndum y las elecciones congresales respectivamente, o cuánto gasta mes a mes pagando periodistas y pregoneros a sueldo para las más nauseabundas campañas, intentando limpiar sus apósitos que ellos están dispuestos a lamer por su ansiada foto para presumir en redes. Todo en nombre de una comunidad que ni siquiera los conoce.

Lo que olvidaron nuestros supuestos representantes, es que, a raíz de la pandemia, el congreso duplicó la partida para asistencia humanitaria para el manejo de la cancillería, al respecto, existe una investigación a dicha cartera por la escandalosa contratación de hoteles cinco estrellas para alojar a los repatriados, además de otras oscuras contrataciones. (Ver entrevista la presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, Gilmer Trujillo)

Lo que tampoco saben o no quieren enterarse nuestros supuestos referentes, es que ya la Cancillería ha considerado la repatriación de todo aquel peruano que quiera volver ya sea mediante un vuelo parcialmente subsidiado por el estado, o humanitario, si la cancillería determina, previa verificación, que el solicitante así lo amerita. (Ver entrevista al canciller López chavarri)

En definitiva, esta reunión, no tenía razón de ser, pues todo está encaminado gracias a los miles de reclamos de ciudadanos peruanos en el mundo que han puesto la cara y han sufrido las represalias del estado por reclamar o denunciar a los consulados. Pero nuestros supuestos referentes recién aparecen.

Documento redactado en el consulado el pasado lunes 24 de agosto

Desde esta tribuna instamos a quienes quieren nuestros votos, a dejar los viejos vicios de la política, a dejarnos de las falacias y llamar a las cosas por su nombre, a construir su caudal electoral con trabajo en pro de su comunidad y no por ser amigo o cómplice de fulano o mengano, llamamos a bajarle el tono a las campañas sucias en contra de quienes no comparten sus prácticas, pero dicen las cosas dando la cara y asumiendo las responsabilidades.

 

Continue Reading

Virales Ecos

INTERNACIONALES

LO MAS VISTO DE ECOS

Copyright © 2017 Ecos Latinos Internacional Operando desde Argentina, Perú, Colombia y Venezuela. Independientes. Somos comunicación sin fronteras