Conectate con nosotros
”Mail”

Internacionales

“Trump debe aclarar quién mató a Khashoggi antes de ejecuciones”

Publicado Hace

en

El senador estadounidense Robert ‘Bob’ Corker atribuye al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, la orden de asesinar al periodista Jamal Khashoggi.

“Todo apunta a que el príncipe heredero de Arabia Saudí, MbS (siglas por que se conoce a Bin Salman), ordenó matar al periodista de The Washington Post Jamal Khashoggi”, ha tuiteado este sábado el legislador, presidente saliente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense.

A esa conclusión —la misma a que ha llegado la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su acrónimo del inglés) norteamericana, según publicó el viernes el propio Washington Post—, Corker añade que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, “debería determinar la responsabilidad (del asesinato) de manera creíble antes de que MbS ejecute a los hombres que aparentemente cumplieron sus órdenes”.

El resultado de las pesquisas de la CIA se conoció un día después de pedir la Fiscalía saudí la pena de muerte para cinco personas acusadas de haber descuartizado al columnista en el consulado de Riad en Estambul (Turquía), tras lo que la organización de promoción de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) ha calificado de “simulacro” de investigación.

Pese a la conclusión del servicio de inteligencia, Trump insistió el sábado en proteger al régimen saudí diciendo que no estaba al corriente de lo anunciado y recalcando la importancia para Washington de los beneficios económicos que obtiene de Riad. “(Los Al Saud) han sido un aliado realmente espectacular en términos de empleos y desarrollo económico”, dijo el mandatario.

Poco después de estas declaraciones, hechas en el Jardín Sur de la Casa Blanca, la secretaria de prensa del Gobierno estadounidense, Sarah Sanders, confirmó a la prensa que Trump había hablado ya por teléfono con la directora de la CIA, Gina Haspel, y con su secretario de Estado, Michael ‘Mike’ Pompeo.

Aun así, la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Heather Nauert, reiteró horas más tarde a la prensa la posición de Washington, según la cual, “quedan muchas preguntas sin responder respecto al asesinato del Sr. Khashoggi” y “el Departamento de Estado seguirá buscando todos los hechos relevantes”.

Los esfuerzos de la Casa Blanca por evitar que Bin Salman deba rendir cuentas por el horrendo asesinato de Khashoggi, que residía en Estados Unidos y colaboraba con la gran prensa estadounidense, prosiguen así pese a la proliferación en el Senado norteamericano de voces que reclaman que el príncipe heredero saudí sea castigado por el crimen.

Comenta con Facebook

Facebook

ECOSHOT

Virales Ecos

Ultimas Noticias

LO MAS VISTO DE ECOS