Argentina: Gabois denuncia al ministro de transporte por la muerte de un trabajador de Rappi

El funcionario Juan José Menéndez fue denunciado penalmente por “estrago culposo seguido de muerte”, a raíz del fallecimiento de Ramiro Cayola Camacho, atropellado por un camión en Puerto Madero mientras trabajaba con su biccleta para esa empresa de delivery.

Grabois afirmó que el lugar estaba mal señalizado.

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, y la abogada Gabriela Carpineti denunciaron penalmente al secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, Juan José Méndez, por la muerte de Ramiro Cayola Camacho, un joven de 20 años que fue atropellado por un camión el 12 de abril pasado, cuando circulaba con su bicileta mientras trabajaba para Rappi, en una calzada de Puerto Madero con “mala señalización”.

“Esta tragedia era evitable si el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no hubiera omitido sus deberes”, señala la denuncia por “estrago culposo seguido de muerte” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público” contra el titular de la cartera de Transporte porteña.

Grabois y Carpineti atribuyeron la tragedia a que el joven circulaba por la avenida Eduardo Madero, entre San Martín y Córdoba, y tuvo que desviarse porque la calzada se encontraba reducida debido a una obra del Gobierno porteño con “mala sañalización”, según la denuncia. Eso “derivo en un accidente que se cobró la vida” del joven, que “se desempeñaba como trabajador precarizado de la empresa de pedidos Rappi”.

De esta forma, los denunciantes pusieron además el acento en la forma en la que se trabaja en ese tipo de empresas, conocidas como “de economía de plataforma”, y en el fallo judicial que ordenaba suspender ese tpo de aplicaciones hasta que se garantizaran las condiciones de seguridad de los trabajadores. El Gobierno de la Ciudad apeló esa resolución.

En la denuncia, los abogados advirtieron que a la “carente señalización respecto de la reducción de calzada” se suma “la inexistencia de personal de tránsito en el lugar y la mala colocación de los conos y obradores refractarios en una arteria que se transita a tan alta velocidad”. En el episodio, “la bicicleta queda encerrada entre la calzada reducida y el acoplado del camión”.

Comenta con Facebook