Argentina: Represión del gobierno detiene durante protesta a un joven turco que sólo pasaba a realizar un trámite

Mientras el Gobierno intenta deportar a los extranjeros detenidos tras la represión frente al Congreso, se empezaron a conocer los testimonios que demuestran que fueron detenciones arbitrarias.

La represión desatada mientras se votaba el Presupuesto 2019 continúa enel centro de la polémica y cada día aparecen más testimonios de detenciones arbitrarias y violencia policial. Anil Baran es turco y vive en Córdoba hace dos años, el pasado miércoles estaba caminando para conocer el centro porteño cuando fue detenido y golpeado por la Policía de la Ciudad.

Al igual que otros tres extranjeros, fue detenido injustamente y ahora es una de las personas a las que el Gobierno quiere deportar, según anunciaron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

“Vivo en Córdoba y vine a Buenos Aires a hacer un trámite. Tenía que buscar mi partida de nacimiento en la embajada para poder hacer la nacionalidad. Sólo eso. No conozco la ciudad. Estaba parando en La Plata en lo de un amigo, me bajé en Constitución y caminé. Paseaba, de pronto vi que venían unos 20 o 30 policías de frente y me fui por la calle Humberto Primo, ahí me dispararon dos o tres policías desde atrás, me tiraron al piso y me ataron las manos con una cinta. Después me llevaron con otras personas”, contó a Página/12.

El Gobierno comenzó una campaña de difamación hacia los extranjeros detenidos, que son una organización contra el G20, “amantes del Che” y hasta que son espías de Maduro. Lo cierto es que los cuatro extranjeros no habían participado de la marcha, Baran ni siquiera sabía que se realizaría.

Anil Baran nació en Estambul, tiene 27 años y es graduado en Ciencias Económicas en la Universidad Técnica del mar Negro. “Un amigo que vive en Argentina y que estaba viajando por Turquía me habló mucho de este país y me entró el deseo de venir a conocer. Eso fue en 2016. Aquí conocí a una muchacha argentina, me establecí en Córdoba y me casé con ella a finales del año pasado. Tengo un documento y vine a Buenos Aires a sacar mi partida de nacimiento de la embajada para poder establecerme definitivamente”, relató.

Ese día, Baran se despertó en La Plata, en la casa de un amigo con el que viajó al centro. Llegaron cerca de las tres de la tarde, se separaron y él caminó por 9 de julio. “No sabía que estaba complicada la situación, sólo veía banderas y gente que venía caminando”, recuerda. Dice que se lo tomó como un paseo, pero que de pronto vio venir de frente un cordón policial, “disparaban y tiraban gases”. “Me dispararon desde atrás y un policía motorizado me tiró al suelo, me retuvo y me pusieron cinta. Después me juntaron con otros y nos llevaron a la comisaría. Eramos siete, yo era el único extranjero”, explicó.

Comenta con Facebook