fbpx
Connect with us

Politica

Pedro Olaechea presiona al TC. por la formalizacion de su primo como nuevo miembro.

Published

on

El ex parlamentario Pedro Olaechea, continúa oficiando de Presidente del congreso, pese a que dicho órgano estatal, fue disuelto por decisión del presidente Martín Vizcarra el pasado lunes 30 de septiembre.

Pedro Olaechea, quien es miembro de la Comisión Permanente del Congreso, dirigió un oficio con fecha 1ero de octubre, al presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, para notificarle sobre la elección de su primo hermano Gonzalo Ortiz de Zevallos Olaechea, como nuevo miembro de la dicha institución a su cargo.

En el documento, el expresidente del Congreso, también informa a Blume, que la resolución mediante la cual Ortíz Zevallos fue elegido como nuevo integrante del Tc. Fue enviada al diario Oficial El Peruano, pero que hasta la fecha no ha sido publicada.

“Hago de su conocimiento que la referida resolución fue entregada el mismo día de ayer, al diario oficial El Peruano, cuya copia adjunto, a fin de que se cumpla con la correspondiente publicación, todo lo cual informo a usted para los fines a los que se contrae el artículo 16 del Reglamento normativo del Tribunal Constitucional”. Reza parte del oficio.

Desde el Tribunal Constitucional, el magistrado Eloy Espinosa, respondió a la resolución enviada por Pedro Olaechea, con la que pretende designar a su Primo hermano, como nuevo miembro del Tc.

Para el magistrado, la acción de Olaechea no corresponde, a la forma institucional con la que se deben manejar las cosas.

“Si un magistrado tiene que salir porque su mandato ha vencido, muy bien, pero que no se preste a suspicacias de una cosa sin seguir los procedimientos con un Congreso que ya no tiene competencias para hacerlo invadiendo las competencias del TC. Si queremos hacer estado constitucional en serio, tenemos que respetar las competencias de las instituciones. Acá hay una invasión flagrante de la competencia del tribunal por alguien que ya no tiene la competencia de hacer lo que quiere hacer”, declaró Espinoza a RPP.

Por su parte algunos exparlamentarios del disuleto Congreso, enfilaron sus críticas hacia las maniobras de Pedro Olaechea, una de ellos fue la exvocera de Nuevo Perú Hindira Huilca, quien en su cuenta de Twetter, advirtió que ‘el fujimorismo sigue desesperado por reconformar el TC’.

«#Urgente Fujimorismo en rebeldía representado por Olaechea sigue desesperado por reconformar el Tribunal Constitucional a su medida: para que entre el primo quieren sacar a quien tiene colegiatura más reciente, no la más antigua que fue el criterio propuesto por el Ejecutivo», escribió Huilca

Como es de conocimiento público, la legitimidad de las acciones del señor Olaechea se encuentran en duda, toda vez que la disolución del Congreso no ha sido revisada por el supremo intérprete de la Carta Magna (Tribunal Constitucional)

Asimismo, la elección de su primo hermano como nuevo integrante del TC. Ocurrido el pasado lunes 30 de septiembre en el pleno del Congreso, enfrenta una serie de cuestionamientos y denuncia por supuesto fraude.

 

Opinion

Hildebrant a Sagasti: «Gobierne sr. presidente, necesitamos un líder, no un adorno navideño»

Published

on

El reconocido periodista César Hildebrant le pidió al recientemente asumido presidente Francisco Sagasti que gobierne y «deje la pachocha para mejores tiempos». Y es que en medio de las protestas de los trabajadores de las empresas agroexportadoras que hasta la fecha se han cobrado dos vidas, el periodista concluyò  que el Perú «necesita un lìder y no un adorno navideño»

A través del semanario Hildebrant en sus Trece, el experimentado periodista apuntó contra las indecisiones y contradicciones del interino mandatario, a quien definió como «un caviar de boca para afuera y un gran conservador de boca para adentro». Asimismo, consideró que el presidente está atado de manos y cuyo encargo es administrar el statu quo.

A continuación la completa publicada este viernes 04 de diciembre titulada «De mal en peor».

Sì Martha Chávez –ese busto a la infamia– dice que no, entonces es sí. Si ella dice que no hay que darle la
confianza al gabinete, pues hay que dársela. Y el patético Congreso de los Chehade y los Alarcón le ha concedido 107 votos de respaldo al mediocre equipo de
la primera ministra.

¿Habrá que alegrarse?

No tanto. No le quedaba otra cosa al Congreso de los Luna y los Urresti. El problema no pasa por allí, por ahora. El gran asunto es la debilidad intrínseca del gobierno del señor Sagasti. Las bestias parlamentarias ya olieron sangre.
Han diferido el banquete para una mejor ocasión, pero se les hace agua el hocico. Y el descontento ha aprendido de las lecciones
de la calle y ahora reclama en el norte y en el sur.

No es que la gente esté demandando sutilezas, letras menudas, temas de segundo orden. Lo que se está pidiendo es que los agroexportadores les den una tajada de su prosperidad a los trabajadores, que se porten como capitalistas y no como taitas de indiadas en época de Arguedas. Es decir, que los Chlimper de todos los pelajes dejen de hacerse ricos chupándose el agua subterránea de Ica y pagándoles miserias a las chicas del embalaje.
¿Qué debe hacer el gobierno?

Está claro: debería ejercer su autoridad, imponer el diálogo y dirimir con justicia. Con la voz de quien encarna la razón, la equidad, el buen hacer. El problema viene cuando no sabes qué haces en Palacio, para qué estás en el mando, de dónde vienen los tiros.

Y a mí me da la impresión de que el señor Sagasti es un encantador charlatán. Lo vi el domingo, tetraentrevistado, y tuve la impresión de que el señor presidente contestará siempre aquello que sabe y, con mayor elocuencia, lo que ignora. Y aun de manera más vistosa, dirá que hará lo que sabe que no hará y, rotundamente, anunciará que no podrá hacerse, de ninguna manera, desde luego que no, lo que tiene en mente hacer.

Por eso el señor presidente respalda al ministro del Interior un domingo y luego, el miércoles, lo bota. Y manda a decir que quien lo ha echado es la señora primera ministra. Como si él fuera Felipe VI y viviéramos una democracia parlamentaria.

Algo de monárquico tiene este señor, que jura que no le tiemblan las manos cuando de confirmar a un ministro cuestionado por la mafia policial se trata pero que parece víctima del Baile de San Vito cuando el Congreso de las Chávez y los Vega lo amenaza con no darle la confianza.

¿No sabe el señor Sagasti que al sacrificar a Rubén Vargas ha saboteado la reforma policial, ha mostrado un flanco atrozmente vulnerable y ha convertido el voto de confianza en una transacción mezquina en la que él ha salido perdiendo? Sí, estamos seguros de que lo sabe. Pero no le importa.

Lo que le importa es entenderse, a cualquier costo, con el Congreso de la oscuridad. Alguien le ha dicho que debe estar en buenos términos con esa guarida y aceptar sus extorsiones. Y durar, si se puede, meciéndose en la hamaca y hablando bonito. O decirnos, cada vez que pueda, que se trata de un gobierno de transición y que no le pidamos, por eso, ninguna gran definición, ninguna mirada al horizonte. Pero si la transición significara diminutez de ideas, nos tendríamos que haber quedado con Merino, el del libro “Coquito” en el sobaco.

No es así, señor Sagasti. Ocho meses para un país en esta crisis no son poca cosa. Puede usted encaminar al Perú ya no diré que a las grandes alamedas sino, al menos, a un nuevo jirón de la unión partiendo del hecho de que la receta neoliberal, aplicada en dosis de caballo desde hace casi 30 años, amenaza con incendiarnos.
Lo que pasa es que usted, señor Sagasti, es un caviar de boca para afuera y un gran conservador de boca para adentro. Por eso es que se presenta como el presidente que está atado de manos y cuyo encargo es administrar el statu quo.

Entiéndalo, señor presidente de la república: montar la ola del statu quo es condenarnos al desorden. Entiéndalo: no está usted en Palacio para regar la higuera sino para gobernar en plena emergencia. Y en estos días de miseria acentuada, empleos perdidos, hambre en más de cuatro millones de compatriotas, regímenes laborales que lindan con la esclavitud, desigualdades que la pandemia hizo más escandalosas aún, necesitamos un líder, no un adorno navideño.

Gobierne, señor presidente. Desacátese. Olvídese de que el azar lo ha encumbrado porque algún diosito así lo quería. Deje la pachocha para mejores tiempos.
El país necesita de usted. Se ha roto el diálogo en el sur. ¿Sabe cuánta rabia se acumuló allí mientras los agroexportadores engordaban la billetera en una burbuja tributaria y laboral?
Hay un muerto en el norte. ¿Sabe usted cómo tratan algunas empresas a los temporeros que abrillantan las frutas de la exportación?

El Congreso de los Merino de Lama y las Apaza Quispe le ha dado la confianza al gabinete de Violeta Bermúdez. Eso nada significa. Eso es trampa intestina, trueque bamba, mano negra. Lo que el gobierno de emergencia requiere es el respaldo de la gente. Porque lo que se viene es una ola de inconformismo, señor Sagasti. No un tumbo, como dicen, fumatélicos, los tablistas sino una ola con pinta de Honolulu que puede incluir a médicos, maestros, mineros y un etcétera que no quiero imaginar.

Sí, señor. El país se hartó de tanta receta única, de tanto discurso monopólico, de tanto terruqueo mañoso y tanto periodicazo al servicio de los Chlimper y heterónimos. El país está maduro para una nueva Constitución. El Perú, señor Sagasti, con todo respeto, no está para miriñaques.

No es tiempo de una comedia de Ascencio Segura. Vivimos un drama parecido al que Enrique Solari Swayne aspiró a retratar en “Collacocha”. Póngase
en los zapatos de los que llevan reclamando decenas de años sin otra respuesta que el silencio de la gran prensa y la furia de esa policía que usted no
ha querido reformar.

César Hildebrant / Hildebrant en sus trece.

Continue Reading

Peruanos Mundo

No tiene miedo y está dispuesta a todo! La generación que tumbó a Manuel Merino. VIDEO

Published

on

La juventud peruana ha irrumpido de manera inesperada en el escenario político, y es que tras la vacancia de Martín Vizcarra y la asunción al cargo de presidente del titula del Congreso Manuel Merino, miles de jóvenes se lanzaron a las calles obligando a éste a presentar su renuncia. Las masivas y generalizadas dejaron el saldo de 2 jóvenes muertos, decenas de heridos.

Para analizar este fenómeno juvenil mundial «Se Metieron Con La Generación Equivocada» que al momento de esta edición a puesto en aprietos a la clase política peruana, dialogamos con  Luis Fernando Cueto, escritor e investigar peruano radicado en Alemania que sigue muy atentamente el fenómeno juvenil a nivel global .

«Los maltratamos, los humillamos, les dijimos que eran los peores estudiantes del mundo, que ni siquiera podían aprobar una prueba Pisa, que eran irresponsables, unos antisociales que no acataban el confinamiento impuesto por el gobierno, y ahora, ellos, nuestros hijos, nos están demostrando que siempre fueron mejores que nosotros, que son el país al final del túnel» Reza el encabezado del artículo titulado “La generación equivocada”, publicado por Luis Fernando. Artículo que nos llevó a gestionar la siguiente entrevista.

Continue Reading

Internacionales

Nicolás Maduro quiere mandar a Juan Guaidó para autoproclamarse en Perú. VIDEO

Published

on

nicolàs maduro y juan guaidó

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro, envió un mensaje de solidaridad al pueblo peruano por la crisis política que viene enfrentando en medio de una represión brutal por parte del gobierno de Manuel Merino tras vacar al ex presidente Martín Vizcarra.

El mandatario caribeño, cuestionó al denominado Grupo de Lima por no defender al «pueblo de Lima»  y en son de broma, ofrecio enviar a Juan Guaidó para que se autoproclame presidente porque «aquí (Venezuela) no tiene vida,está frito».Dijo

Continue Reading

Virales Ecos

INTERNACIONALES

LO MAS VISTO DE ECOS

Copyright © 2017 Ecos Latinos Internacional Operando desde Argentina, Perú, Colombia y Venezuela. Independientes. Somos comunicación sin fronteras